Español

Wichita: 2020 Un Regreso a Clases Poco Convencional

Por Claudia Amaro, Planeta Venus, Original article link

Need this article in English?

No cabe duda de que gracias a COVID-19 estamos viviendo momentos sin precedentes en muchas partes del mundo. Nuestras vidas han cambiado en muchos aspectos y a cada familia nos ha afectado de maneras diferente. El caos más palpable se dejó ver en el momento en que se desplomó la rutina que nuestras familias tenían al llevar a sus hijos a la escuela. Los Padres han tenido que adaptarse a nuevas rutinas en casa desde que se cerraron las escuelas unas semanas antes de que terminara el ciclo escolar.

Muchos padres no tenían previsto el cuidado de sus hijos en casa y tuvieron que hacer cambios. Estudiantes con sus sueños de cruzar el escenario para recibir sus diplomas y celebrar años de esfuerzo tuvieron que conformarse con el orgullo de sus padres y algunos hasta con la responsabilidad de compartir su tiempo ayudando a sus hermanos pequeños a terminar su ciclo escolar con la tecnología que muchos padres no entendían.

Credit Planeta Venus

Así pasó el verano. Las familias tomaron un respiro y crearon nuevas rutinas y ahora se preparan para el regreso a clases de sus hijos. El escenario no es diferente de cuando las escuelas decidieron cerrar en el mes de marzo. Los contagios por COVID-19 continúan aumentando cada vez más y aún no se encuentra una vacuna ni medicamentos eficientes contra este virus. Estamos viviendo en la incertidumbre. Y ese mismo sentir inunda a los padres de familia que viven diferentes experiencias y situaciones.

El tema del COVID-19 ha puesto en jaque los diferentes sistemas que nos rigen como sociedad. Desde la política hasta la salud y la educación. Las autoridades y líderes tienen que tomar decisiones que nos afectan a todos y las opiniones están divididas, incluyendo en nuestra misma comunidad Latina. Un gran ejemplo es el debate en el tema del inicio de clases de manera regular aún con la situación que se vive con la pandemia.

Daen Quintana, una madre de familia preocupada por la situación actual, no está de acuerdo con que los niños regresen a clases en agosto como si nada estuviera pasando y nos dijo, “los números de contagios están muy altos y siento que no es el momento. Va a pasar lo mismo que nos pasó durante la cuarentena. Mi mayor miedo es que haya un contagio muy grande en los niños, sabemos que es difícil tener un control con los pequeños, tengo miedo de que esta situación empeore y nos ponga en peligro a todos”. Para Daen la educación de sus hijos es muy importante, ella dice que los padres también debemos tomar responsabilidad en crisis como la que estamos viviendo y confía en que los niños podrán recuperarse académicamente una vez que el peligro sea menor, incluso estaría de acuerdo en enviar a sus hijos a clases de verano y a dedicar más tiempo a su hija menor para apoyarla con lectura y otras actividades que ella necesite para avanzar académicamente. “Mientras hay vida, hay tiempo, si llegara a haber un contagio masivo se crearía un descontrol total del virus y ahí habría más pérdida” nos dijo Daen quien también se preocupa por la parte social de su hija “Sí es importante para los pequeños socializar, pero también ahí es otra oportunidad para que nosotros los padres tomemos el tiempo de sacarlos a áreas abiertas, juguemos con ellos y dedicarles tiempo, no podemos dejar toda la responsabilidad a las escuelas”.

En varias encuestas que organizamos en Planeta Venus, la mayoría de los padres creen que es muy pronto para que los estudiantes regresen a la escuela, sobre todo por el número de personas infectadas por COVID-19 y muchos sienten que no hay congruencia con lo que las autoridades están decidiendo. Sin embargo, también hay padres que sí quieren que sus hijos regresen a la escuela, pues están preocupados por el bienestar socio-emocional de sus hijos.

Para Graciela Landeros quien regularmente corre todo el día de un lado a otro para ayudar a sus hijos entre su educación, sus actividades extracurriculares y su propio deseo de aprender inglés y de obtener una carrera para proveer a sus hijos un futuro mejor, no solo de palabra, pero con hechos, la congruencia entre lo que hace y lo que quiere enseñar a sus hijos es muy importante. “La Pandemia estaba robando la vida de mis hijos al vivir con miedo durante sus vacaciones de primavera, eso me hizo reaccionar y decidir que no iba a permitir que el miedo se apoderará de nosotros y empecé a hablar con mis hijos y a buscar maneras de cuidarnos no solo físicamente pero también mentalmente” Nos dijo Graciela, quien ha sido muy pro activa en la educación de sus hijos, involucrándose en las escuelas, mesas directivas, en las juntas con maestros, etc. “Para mi hay varias razones por lo que es importante que mis hijos regresen a la escuela, una de ellas es porque sé que se están perdiendo de mucho contenido académico, y ellos necesitan una estructura, sobre todo los niños que están atrasados académicamente, además sabemos que todos los niños tienen que interactuar con otros niños”. Graciela piensa que no debemos alarmarnos con las estadísticas, y que debemos darle la misma importancia a la salud mental de nuestros hijos que a la salud física y agrega: “Durante muchos años hemos visto pasar diversos virus, pandemias y enfermedades que, así como llegan se van, pero poco hablamos de la salud mental, nuestros hijos están desarrollando ansiedad, inestabilidad y miedos a estar con otras personas, por lo mismo, porque les hace falta interactuar”. Graciela no quisiera que el papel de los padres en la educación cambie, sin embargo piensa que muchas cosas tendrán que cambiar de ahora en adelante “Creo que los padres vamos a tener que ser más flexibles y pacientes con nuestros hijos, pues aun cuando regresen a la escuela su avance no será igual con todo lo nuevo que tienen que aprender en comportamiento, si otras cosas en el mundo están avanzando más lentamente no podemos esperar a que el regreso sea igual que antes”.

Y eso es precisamente lo que tiene a los padres de familia de cabeza ¿Cómo será el regreso a clases? La reciente orden ejecutiva de la Gobernadora de Kansas, Laura Kelly, #20-59 generó aún más ansiedad entre los padres, pues esta orden hace obligatorio el uso de mascarillas de toda la facultad, visitantes y los propios estudiantes en todas las escuelas públicas o privadas desde Kindergarten hasta el grado 12 en preparatoria.

Las excepciones a esta orden son:

1. A la hora de comer;
2. Actividades que no pueden llevarse a cabo de manera segura con una mascarilla u otra cubierta facial;
3. Niños que no son estudiantes y tienen 5 años de edad o menos;
4. Personas con una condición médica, condición de salud mental o discapacidad que impide el uso de una cubierta facial;
5. Personas sordas o con problemas de audición o que se comunican con una persona sorda o con problemas de audición, donde la capacidad de ver la boca es esencial para la comunicación;
6. Las personas para quienes usar una mascarilla crearía un riesgo para la persona relacionada con su trabajo.

Esta orden ejecutiva también exige distanciamiento social de 6 pies de distancia, excepto cuando se está enseñando en los salones y todos tienen su mascarilla puesta, debe de haber desinfectante de manos en todos los salones y todos los estudiantes deben usarlo al menos una vez cada hora. Además, se les revisará la temperatura a todas las personas antes de entrar a la escuela.

También presentó una segunda orden ejecutiva #20-58 que ordenaba a las escuelas atrasar el regreso a clases hasta el 8 de septiembre para dar tiempo a preparar todo con más calma por la seguridad de los maestros y los estudiantes. Esta orden no podía ser firmada sin la aprobación de la junta directiva del departamento de Educación de Kansas, quienes el miércoles 22 de Julio votaron en contra de esta orden y dejaron la decisión a cada distrito escolar. El jueves 23 de Julio la mesa directiva de las escuelas públicas de Wichita decidió que respetarían la propuesta de la gobernadora y acordaron aplazar el regreso a clases hasta el 8 o 9 de septiembre.

¿Y cómo será ese regreso a clases?

Las inscripciones por internet ya están abiertas en el distrito escolar de Wichita, pero la incertidumbre tiene a muchas de nuestras familias paralizadas sin saber que hacer al sentirse amenazados por el coronavirus. Esta semana platicamos con la Superintendente de las escuelas públicas de Wichita, la Dra. Alicia Thompson.

https://www.facebook.com/watch/?v=3102387176475820

Empezamos esta entrevista hablando de diversidad, y ella nos compartió como a pesar de haber crecido en una comunidad minoritaria donde han luchado por muchos años por ser incluidos en muchos ámbitos, para ella el estar en la posición en la que ahora está, le ha abierto los ojos y la ha ayudado a redefinir el término de diversidad, pues ahora la valora más, no solo en el aspecto racial sino también la diversidad de género, de pensamientos y opiniones lo cual ha sido de gran importancia para incluir diferentes voces que, ella cree, han enriquecido al distrito escolar. En la posición que ella está muchas veces tiene que tomar decisiones que afectarán a cientos de familias además de tener que tomar en cuenta mandatos de diferentes áreas gubernamentales, de doctores, especialistas en el tema y las diferentes opiniones de los padres de familia. Un claro ejemplo en tiempo de invierno que tiene que tomar una decisión de si cancela clases o no, “No es como si me despierto una mañana, me asomo a la ventana y digo, Dios se ve mal afuera creo que cancelaré clases, sé que muchos piensan eso y tengo una hija que va a las escuelas públicas y muchos le dicen, “dile a tu mamá que cancele las clases porque esta nevado” pero las cosas no funcionan así, tenemos protocolos que seguir y un equipo grande que consiste en los diferentes departamentos, comunicación, y todas las personas que apoyan en los diferentes edificios, también revisamos la temperatura, hay protocolos establecidos que nos dictan que si la temperatura está por debajo de cierto número lo que les puede pasar a los niños que esperan el autobús escolar afuera, si es seguro o no es seguro, también tenemos que tomar en cuenta a la compañía de transportación que si está muy frío les cuesta echar a andar los autobuses, durante esos días nos levantamos muy temprano y manejamos para revisar las calles, porque las calles principales pueden estar limpias pero las pequeñas no y los autobuses que recogen a los niños no pueden entrar. Tomar la decisión de cancelar clases es una decisión muy compleja, los estacionamientos pueden ser peligrosos, y luego tenemos que tomar en cuenta a las familias, muchos tienen que irse a trabajar y los niños se quedarían en casa solos y no sabemos si tienen comida, es una situación compleja, que toma muchas cosas en consideración y en equipo ”.

También hablamos con la Dra. Thompson acerca de las deficiencias en la comunicación con nuestras familias de habla hispana considerando que los estudiantes hispanos ya son mayoría en muchas de las escuelas de Wichita, ella nos comentó que ellos ya se habían empezado a dar una idea de que algo estaba fallando en la comunicación con las familias Latinas, sin embargo, esta pandemia no solo comprobó esa sospecha, pero también han ido descubriendo otras áreas en las que también tienen que mejorar. Ella nos dijo que no es que no estuvieran haciendo un esfuerzo por comunicarse pero que realmente las maneras en que lo estaban haciendo en realidad no estaban siendo efectivas. El primer paso que piensan hacer para cambiar esto es contratar a una especialista en comunicación bilingüe que desarrolle estrategias para comunicarse efectivamente con la comunidad de habla hispana ya sea por medio de las redes sociales, la página web y plataformas, pues según nos comentó, quieren que esa comunicación sea reciproca y que los padres de familia se sientan también escuchados. Otra pieza importante es que quiere asegurarse que esos alumnos de descendencia hispana sean exitosos en la escuela, por eso cree importante que los maestros reciban entrenamientos para aprender más sobre la cultura de esos estudiantes y sus familias, “Los maestros necesitan saber a quién le están enseñando y de dónde vienen estos estudiantes para que puedan desarrollar la mejor estrategia y relacionarse con ellos de diferentes maneras y creemos que si pueden entender quien está sentado enfrente de ellos, van a tener mejores resultados”.

La Superintendente compartió con nosotros el plan para el regreso a clases, y este jueves la mesa directiva de las escuelas de Wichita aprobó ese plan, el cual empezará el 8 o 9 de septiembre.

Este plan se podrá llevar a cabo siempre y cuando se logren detener o disminuir las estadísticas de personas infectadas con COVID-19. De otra manera la única opción para todos será el aprendizaje en línea. Las opciones que las escuelas públicas de Wichita tienen para sus familias son:

OPCIÓN 1: EN LA ESCUELA, Aprendizaje en persona: Los alumnos se inscribirán en su escuela y asistirán a clases en sus horarios habituales tal como lo hacían antes de la pandemia con los nuevos mandatos del uso de las mascarillas, gel antibacterial y la revisión de temperatura. Los maestros tomarán tiempo para enseñar a los alumnos los nuevos protocolos a seguir. Habrá algunos cambios como en el transporte escolar donde los alumnos tendrán asientos designados para poder observar cualquier incidente ya que las escuelas tendrán que dar un reporte al departamento de salud estatal.
OPCIÓN 2: MySchool Remote, Aprendizaje en línea: Los alumnos se inscribirán en la escuela a la que pertenecen, pero la enseñanza será 100% en línea, tendrán una maestra y tendrán que respetar los horarios frente a su computadora, se les proveerá una computadora o tableta, tendrán un día completo de clases como si fueran a su escuela, los padres, maestros y alumnos estarán entregando un registro de aprendizaje.
OPCIÓN 3: Academia Educación Imagine, escuela virtual: Se le otorga una computadora o tableta al estudiante para que haga los trabajos en horarios flexibles a su propio ritmo. Este sistema es recomendado para los estudiantes auto-motivados que no necesitan la instrucción de un adulto para completar sus tareas. En esta opción los estudiantes no pertenecen a la escuela que les corresponde o a la Escuela Magnet que asistan, si es su caso, y si están en una escuela Magnet y eligen esta opción perderán su lugar en la escuela y si desea regresar tendrá que aplicar de nuevo y esperar el proceso.

Credit Planeta Venus

Los padres de familia tendrán que seleccionar la opción más conveniente para su familia o alumno al inicio de las clases. Tendrán un periodo de prueba de unos días para saber si es lo que necesitan, pero una vez que seleccionen después de ese periodo de prueba deberán permanecer en esa opción el resto del semestre, al finalizar el semestre tendrán la opción de permanecer en esa opción o cambiar.

Un grupo del personal de las escuelas de Wichita se ha estado reuniendo diariamente en los últimos meses para diseñar estas opciones, nos explica la Dra. Thompson “Hemos decidido como distrito que el derecho de opción es importante para nuestras familias y queremos proveer la oportunidad para que nuestras familias seleccionen”. Sin embargo, si las cifras del virus siguen aumentando, la única opción para todos será la educación por internet.

Es importante que empiecen a registrar a sus hijos independientemente de la opción que decidan o incluso si aún no saben que opción elegirán. Si al momento de inscribir a sus hijos hacen una elección y antes de iniciar clases deciden que prefieren cambiar, tendrán la opción de cambiar en esos primeros días. Las políticas de ausencia de clases en Kansas son estrictas y las consecuencias legales para los padres si no inscriben a sus hijos apropiadamente podrían ser desde multas por negligencia o hasta que el gobierno estatal le remueva la custodia del o los menores.

Según la Dra. Thompson, Para asegurar la seguridad y salud de los estudiantes, los maestros y el personal de las escuelas ya se están preparando para las nuevas indicaciones que darán a los estudiantes cuando regresen a clases, por ejemplo, tomarán el tiempo para enseñarles cómo usar apropiadamente la mascarilla, como lavarse las manos, el distanciamiento social, etc. El personal escolar estará de regreso a sus puestos el 5 de agosto como estaba estipulado desde antes, para empezar a preparar todo y estar listos para recibir a los estudiantes. En el caso de las secundarias y preparatorias, habrá protocolos que todos deberán seguir como, por ejemplo, los pasillos serán usados en una sola dirección y los estudiantes ya no cambiarán de salón, ahora los maestros son los que cambiarán de salón. Las asambleas generales se cancelarán, tal vez se hagan virtualmente, limpiarán los salones y retiraran material para que haya más espacio, en algunos espacios pondrán ventanillas de plástico si es necesario. A la hora de comer los niños de primaria comerán en sus salones, y en las secundarias y preparatorias se designarán lugares específicos para que coman los estudiantes. También se establecerán protocolos para identificar e informar a las familias si hay contagios en la escuela o si sus hijos han sido expuestos a una persona con covid-19. El cuidado de los niños con discapacidades será igual que siempre siguiendo las nuevas medidas de prevención con el uso de mascarillas, guantes, desinfectante, etc.

Una de las mayores preocupaciones de los padres de familia es que sus hijos no van a aguantar el uso de las mascarillas, la Dra. Thompson nos explica que ella ha hablado con otras escuelas en otros distritos donde ya iniciaron clases y donde pensaban que el uso de la mascarilla en los estudiantes sería uno de los mayores problemas, sin embargo, no ha sido así, dicen que los niños llegan a la escuela se ponen su mascarilla y se ponen a trabajar. Al terminar la entrevista la Superintendente quiso agradecer a nuestra comunidad Latina por su paciencia al adaptarse a toda la situación como cuando algunas familias no tenían una computadora para que sus hijos hicieran sus tareas y es por eso que ahora el distrito escolar de Wichita está invirtiendo 24 millones de dólares en equipos de cómputo y piensan invertir otros 7 millones de dólares en servicios de internet, en cuanto a nuestra comunidad Latina nos dijo: “Quiero que sepan que pensamos en ellos y vemos nuestras estadísticas y vemos esa falta de conexión y tecnología y creemos que eso tiene que ver con la falta de comunicación efectiva que hemos tenido en el pasado con la comunidad Latina y la falta de estrategia para comunicarnos y les aseguro que estaremos trabajando en eso” también dijo que una vez que las clases tomen su curso le gustaría planear algunas sesiones con los padres de familia para escuchar sus preocupaciones y necesidades “De verdad quiero escuchar y quiero aprender que es lo que podemos hacer para servir mejor y motivar a nuestras familias a participar”.

Ron Rosales
Credit Planeta Venus

Otra persona importante en este tema es Ron Rosales, el único latinoamericano en la mesa directiva del distrito escolar de Wichita. Él votó el jueves para que se respetará la orden ejecutiva de la gobernadora de aplazar el regreso a clases hasta el 8 o 9 de septiembre. Tuvimos la oportunidad de hablar con el después de la junta.

Mr. Rosales representa a la comunidad del distrito escolar 6 de Wichita que incluyen las preparatorias North, Heights y Northeast, y las escuelas primarias y secundarias del área norte de Wichita. Nos comentó que en los últimos días estuvo recibiendo cientos de llamadas y correos electrónicos de maestros y padres de familia, con diferentes opiniones en el tema, para pedirle que votara unos a favor y otros en contra de la orden ejecutiva. En cuanto al modelo de educación que el distrito escolar presentó el jueves, nos dijo que lo aprobó sin embargo le gustaría ver otra opción más, donde los estudiantes vayan unos días a la escuela y otros días trabajen desde casa.

La mayor preocupación de Mr. Rosales es el bajo número de Latinos que se están graduando de preparatoria que es mucho menor de los que deberían graduarse. También nos comentó que le gustaría mucho que los Padres de Familia latinos se involucrarán más, que organicen sus propios comités de Padres de Familia (PTO) para que sus voces sean más escuchadas y valoradas. Mr. Rosales fue maestro de secundaria por varios años antes de ser elegido miembro de la mesa directiva y lo pueden ver representando a la comunidad durante las reuniones semanales que tiene la mesa directiva para aprobar todo lo concerniente a la educación de los estudiantes de las escuelas públicas de Wichita.

Es importante que como comunidad nos informemos y sepamos cómo funciona el sistema que está educando a nuestros hijos para que podamos también participar con nuestras opiniones ya sea a través de las escuelas de nuestros hijos, los líderes del distrito escolar o los miembros de la mesa directiva.

Leave a Comment